En la Mesa Sectorial de Enseñanza Concertada celebrada hoy con representantes de las entidades titulares y sindicatos de la educación concertada, el consejero de Educación, Luis Cacho, ha confirmado la supresión de 5 a 10 unidades en los colegios concertados. Los representantes de Escuelas Católicas La Rioja, CECE, FEUSO y FSIE, entidades que forman junto a CONCAPA la Plataforma por la Libertad de Enseñanza en La Rioja, han manifestado su desacuerdo total con esta medida y exigen a la Administración diálogo y consenso.

“La decisión de eliminar entre cinco y diez unidades destinadas a niños de tres años en los colegios concertados de Logroño se ha tomado de manera unilateral, sin tener en cuenta a la comisión de Conciertos -ha denunciado Ana Isabel Preciado, portavoz de Yo Elijo Su Cole-. Además, pretenden eliminarlas antes de que comience el proceso de escolarización, impidiendo que se oferten por parte de los centros y, de este modo, que los padres puedan optar a estas plazas. Esta medida, que afecta a entre un 20% y 30% de la oferta total de Logroño, no atiende a la demanda social y atenta claramente contra el derecho de los padres a elegir libremente”.

En este sentido, Ana Isabel Preciado ha recordado que “todos tenemos derecho a la educación y a la libertad de enseñanza, amparadas ambas en el artículo 27 de la Constitución Española”. “Es un derecho fundamental que atañe a todas las familias y no ha de limitarse por cuestiones políticas o ideológicas”, ha aseverado.

“Por ello, solicitamos a la Administración que no señale a la educación concertada como subsidiaria de la pública, sino que comprenda y respete que ambas son complementarias -ha afirmado-. La oferta de plazas de ambas no la debe determinar una decisión unilateral del Gobierno sino la demanda social. Exigimos que antes de suprimir líneas se dé a los padres la oportunidad de presentar su solicitud”.

Además, ha añadido: “Animamos al Gobierno a afrontar el reto que supone el descenso de la natalidad como una oportunidad para impulsar la calidad de la enseñanza a través de medidas como la reducción de las ratios, la mejora de las dotaciones para orientación y tutoría o el incremento del apoyo a los alumnos con dificultades”.

En cuanto a la forma de escolarización, la consejería de Educación ha insistido en un modelo de “ventanilla única mixta” que, según la portavoz de la plataforma, “no mejora el proceso anterior y en cambio genera dificultades y falta de transparencia”. En este sentido, las entidades presentes han solicitado a la consejería disposición para facilitar que las familias puedan seguir realizando las inscripciones en los centros.

Nueva Ley de Educación

La Plataforma por la Libertad de Enseñanza en La Rioja también se manifiesta preocupada por la aprobación de una nueva Ley de Educación que surge sin el consenso deseable y necesario. Esta nueva ley considera a la enseñanza concertada subsidiaria de la escuela pública y restringe los derechos de los centros y de las familias. En este marco se somete la libertad de elección al designio de la Administración y se pone en riesgo la continuidad de numerosas unidades concertadas.