La ratio unidad/profesor es el número de alumnos por clase establecido por la ley.

 

¿Cuál es la ratio máxima?

La ratio máxima está marcada por ley para todos los centros y el número de alumnos que como máximo se puede tener por cada clase es:
– Etapas de Infantil y Primaria > 25 alumnos.
– Educación Secundaria Obligatoria (ESO) > 30 alumnos.
– Bachiller > 35 alumnos.

 

¿Cuántos alumnos más por aula se pueden tener?

Normalmente un 10% más: 28 en Infantil y Primaria, y 33 en ESO y Bachiller. Los datos que indicamos siempre son para la red concertada.

 

¿Qué sucede si una familia solicita plaza en un centro y las clases ya están completas?

Si una familia solicita plaza en un centro concertado y la clase ya está completa, el director/a debe solicitar a la consejería de Educación lo que se denomina un «aumento de ratio» para que le permitan tener un alumno más en el aula.

Para la red pública los máximos son los mismos pero si una vez llena una clase se incorpora algún alumno más y hay posibilidad, lo que se hace en términos generales es desdoblar, es decir, tener dos clases con menos alumnos.

 

La ratio aprobada por la consejería. La ratio mínima.

La ratio que ha aprobado la consejería de Educación para el próximo curso 2020/2021 hace referencia a los alumnos que como mínimo debe tener una clase para que esa aula sea concertada. Por lo tanto, la ratio mínima aprobada es un concepto que solo afecta a la red concertada.

Pongamos un ejemplo:
Este año, en un colegio de Logroño y de cara al próximo curso escolar, hay 20 solicitudes de entrada en el aula de 3 años. Como la ratio mínima exigida por la consejería está fijada en 21 alumnos, esa aula podría no ser concertada. Ante esta situación hay dos opciones:
1. Convertirla en privada y las familias de esos niños deberían pagar el profesor y todos los gastos que conlleva la clase.
2. Cerrar el aula y que esos niños deban inscribirse en otro centro. Esto supone perder la línea completa porque si no empiezan en 3 años, esa clase ya no sube a los cursos superiores.

 

Normativa

Real Decreto 2377/1985, de 18 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Normas Básicas sobre conciertos educativos.

Artículo 16

Por el concierto educativo el titular del centro se obliga a tener en funcionamiento el número total de unidades escolares correspondiente al nivel o niveles de enseñanza objeto del concierto. Asimismo, se obliga a tener una relación media alumnos/profesor por unidad escolar no inferior a la que la Administración determine teniendo en cuenta la existente para los centros públicos de la comarca, municipio, o, en su caso, distrito en el que esté situado el centro.

Orden EDU/89/2018, de 20 de diciembre, de la Consejería de Educación, Formación y Empleo, por la que se establecen las normas para la aplicación del régimen de conciertos educativos a los centros docentes privados de la Comunidad Autónoma de La Rioja, así como el procedimiento por el que se regirá la suscripción por primera vez a dicho régimen, la renovación de los conciertos educativos existentes así como sus modificaciones durante los cursos escolares 2019/2020 a 2024/2025 dice los siguiente:

Se obliga a tener una relación media de alumnos por unidad escolar no inferior a la que se determine, teniendo en cuenta la existente en los centros públicos en la zona en que está ubicado el centro, por la Dirección General competente en materia de educación, mediante la correspondiente resolución, que se publicará para cada curso escolar en el Boletín Oficial de La Rioja.”

 

¿De qué habla la normativa?

La normativa habla de la obligación de tener una relación media de alumnos no inferior a la media que tengan los centros públicos de la zona.

Un ejemplo:
En los centros públicos de Logroño hay clases con 25 alumnos, otras con 20 o incluso con 9. Si sumamos todos esos niños que están en la etapa de infantil en colegios púbicos y dividimos entre el número de centros públicos de la ciudad, nos sale como media 21 niños en la etapa de 3 a 6 años.

 

¿Qué trampa nos quiere colar la consejería de Educación?

La consejería de Educación ha tomado la media de alumnos por etapa de la pública (legal) y la ha convertido en la ratio mínima para cada curso de cada etapa en la red concertada (no tan legal). Es decir, cualquier colegio concertado de Logroño, para no tener dificultades con el concierto, debería llegar POR OBLIGACIÓN a tener 21 niños en cada una de las aulas de 2º ciclo de Educación Infantil. Este aumento de ratio unilateral y obligatorio para la concertada, no se produce solo en infantil, ¡se produce en todas las etapas educativas!

 

Bajar la ratio

Los docentes llevan años pidiendo bajar las ratios. Tener menos niños en clase, mejora la calidad educativa. No se atiende de la misma manera a 18 que a 25 alumnos.

El consejero de Educación de La Rioja, lejos de bajar las ratios para mejorar la calidad educativa de los centros, aumenta la ratios hasta en un 30%. Y lo hace en una situación de pandemia en la que incluso la propia ministra de Educación aboga por volver a las aulas con 15 niños. Sr. Consejero, ¡su propuesta es una locura!

 

Nuestra reivindicación

Denunciamos como falso que la medida pretena una equiparación entre las dos redes: pública y concertada. Una equiparación sería que las ratios mínimas fueran iguales o semejantes.

Datos según los resúmenes de la Información Escolar de la Comunidad Autónoma de La Rioja

 

Exigimos que se atienda a la normativa y legalidad vigente, de manera que la equiparación entre pública y concertada sea la misma ratio media alumno/profesor para todos.

A cuantos defienden estas posturas con argumentos como «el dinero público para la pública» les recordamos que todos pagamos impuestos, que con ellos se financia el sistema educativo español, las dos redes (pública y concertada), y que la frase correcta es «el dinero de todos para todos».

Súmate a la concertada, ¡comparte!